Pozole

El pozole es un plato muy conocido y que forma parte de la comida tradicional mexicana. Razón ésta por la que puede ser degustado en los días de fiestas patrias y celebraciones importantes para la nación.

Su preparación es muy fácil, sin embargo, muchas veces se le ha considerado como un platillo difícil de replicar y en el cual otros países no han logrado el éxito deseado.

Además de su sencillez, se le considera muy nutritivo y con un sabor súper agradable capaz de sorprender a dejar a todos cuando lo prueban.

D hecho, ha sido considerado por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Guerrero, como uno de los platillos más saludables de la gastronomía mexicana.

No obstante, una de sus características más importantes es que carga también un poco de tradición y leyenda.

Su origen se considera emblemático y controversial, por esta razón, hablemos un poco sobre su historia antes de adentrarnos en la receta.

Origen e Historia del pozole

La palabra “pozole”, que le da nombre a la propuesta que te traemos hoy, proviene del náhuatl y significa “espuma”.

Esto se debe a que cuando los granos de maíz se abren, la preparación toma una apariencia como si fuera de espuma.

Sobra el origen de este platillo, se atestigua que existen referencias de su llegada a la Nueva España incluso antes de la caída de Tenochtitlán.

Se asegura que inicialmente la preparación no era muy aceptada por la idea que que los primeros mexicas hacían la receta con carne de los cautivos que se ofrecían como sacrificio en las grandes fiestas.

Según la tradición, estos cautivos que se sacrificaban eran desollados después de muertos y se despedazaban para ser consumidos, ya que para los mexicas, el consumo humano mostraba sus principios devotos y religiosos.

Generalmente, el consumo de esta carne se hacía hervido, y se le agregaban granos de un maíz de gran tamaño llamado cacahuacintle.

Así nación el “pozole”, plato que aún se consume en gran parte de México, y que ha ganado en popularidad en casi todo el continente americano.

Sin embargo, como es de esperar, la receta ha ido cambiando con el paso de los años, y hoy en día ha dejado de ser una preparación con fines devotos y, por supuesto, ¡prescinde de carne humana!

Entre sus principales variantes lo podemos ver de carne de cerdo, de pollo y hasta de res. En Guerrero, por ejemplo, es muy común verlo preparar con chicharrones y en la variante de color verde.

Mientras que en Nayarit, Sinaloa y en la Ciudad de México, el más común es el pozole rojo.

De todos modos no te desesperes, hoy te proponemos una preparación del pozole tradicional, y próximamente te traeremos sus variantes verde, rojo y blanco.

¿Cómo hacer pozole?

A pesar de que el pozole es una receta muy sencilla y fácil de preparar, hay quienes prefieren conocer algunos trucos que garantizan un sabor más particular y al gusto personal.

En este sentido, recuerda que si prefieres el plato con un toque de picante adicional, le puedes incluir entre los ingredientes un poco de chile de árbol en polvo.

Debes saber también que para abreviar el tiempo de la preparación, puedes hacer la sopa en una olla exprés.

El procedimiento es el mismo, pero cuando la olla comience a silbar, baja el fuego y espera entre 20 y 25 minutos.

Durante este tiempo la carne debe estar blanda y separada del hueso en caso de tenerlo.

Pozole receta

receta pozole
Print Recipe Pin Receta
5 from 1 vote
Prepara tu propio Pozole en casa con esta receta altamente nutritiva, exquisita y cargada de tradición e historia.
Prep Time15 mins
Cook Time1 hr
Total Time1 hr 15 mins
Course: Sopa
Cuisine: Mexicana
Keyword: pozole
Servings: 5
Calories: 96kcal
Author: Dailis
Método de Cocina
  • Olla, Sartén, Licuadora

Ingredientes

Para la sopa

  • 4 L de agua
  • 1 Kg de carne de cerdo
  • 3 latas de maíz cacahuacintle
  • 1 cebolla blanca
  • 8 dientes de ajo
  • Sal la gusto

Para la Salsa

  • 5 chiles anchos limpios y desvenados
  • 5 chiles guajillo limpios y desvenados
  • 6 dientes de ajo
  • ½ cebolla
  • 2 cucharadas de aceite
  • ½ cucharadita de orégano
  • Sal la gusto

Elaboración paso a paso

  • Agrega en una olla grande la carne, el agua, la cebolla, el ajo y sazona con sal. Pon al fuego hasta que la carne este blanda y se separe del hueso fácilmente.
  • Mientras esperas este tiempo, pon en remojo los chiles guajillo y los chiles anchos durante aproximadamente 20 minutos.
  • Puedes ir preparando la salsa. Para ello, corta la cebolla en trocitos pequeños y pela los ajos. Una vez transcurrido el tiempo y te hayas asegurado que los chiles están blandos, colócalos en la licuadora junto con el ajo, la cebolla, y el orégano.
  • Puedes adicionar un poquito de agua en la que ablandaste los chiles para lograr una salsa más homogénea. Licúa.
  • Vierte el aceite en una sartén y cuando esté caliente, agrega la salsa que acabas de licuar. Pon al fuego bajo por 20 minutos para que espese.
  • No olvides sazonar con sal y remover frecuentemente para que no se pegue.
  • Cuando esté lista, agrega la salsa a la sopa. Cuando comience a hervir agrega el maíz y verifica el punto de sal.
  • Finalmente sazona con pimienta y deja que los ingredientes se mezclen por 10 minutos más en el fuego.
  • Retira y sirve caliente en un plato hondo. Puedes acompañar esta preparación con tostadas de queso.

Video de Cómo Hacer

Valores Nutricionales

Serving: 100g | Calories: 96kcal

Leave a Comment

Recipe Rating




Comida Mexicana

FREE
VIEW