Moronga

La moronga es una preparación muy común en países como México, Cuba, El Salvador, Nicaragua, Venezuela, Uruguay, Chile y otros.

Se le conoce también como “morcilla”, “sangresita” o “rellenas”. Es una elaboración hecha con sangre coagulada principalmente de cerdo, que se adereza con cebolla, manteca y otros ingredientes según los gustos y tradiciones.

Se asegura que es un alimento muy antiguo. Su origen se atribuye a la antigua Grecia, específicamente en mención a Odisea de Homero, donde se hace alusión a una elaboración hecha con sangre y grasa de animal, envuelta en piel de cabra.

Generalmente se presenta en forma de embutido y se caracteriza por tener un color rojo intenso casi marrón.

Su sabor es fuerte y no agrada a todos los que lo prueban, sin embargo, su textura suave y el ser fuente de nutrientes y minerales como hierro, potasio, magnesio y zinc, la convierten en una opción ideal para incluir en nuestra dieta si queremos tratar o prevenir enfermedades como la anemia.

Además de esto, se puede decir que es una preparación útil y versátil, ya que se puede emplear como desayuno, para acompañar una cena o simplemente como relleno de otras preparaciones.

¿Cómo hacer moronga?

La moronga es una preparación que, a pesar de su sabor agradable y sus bondades en nutrientes, no deja de ser rechazada por algunos comensales.

Muchas veces esto se debe a la idea de preparar el elemento en una tripa de animal, cosa que a unos cuantos preocupa y a otros no agrada tanto.

Por eso hemos querido proponerte un truco infalible para que no te pierdas las ventajas de este singular alimento. La propuesta es que añadas la sangre a un recipiente metálico y hermético y coloques en baño de María por una hora más o menos.

De esta manera no lograrás la forma de la moronga tradicional, pero te aseguro que el sabor es prácticamente el mismo.

Recuerda también que si prefieres tu moronga con un toque picante, basta con agregar entre los ingredientes una guindilla.

Receta de moronga

receta de moronga
Prepara esta nutritiva receta de moronga, ideal para aportar minerales al organismo y prevenir enfermedades como la anemia.
Prep Time30 mins
Cook Time1 hr
Total Time1 hr 30 mins
Course: Acompañamiento
Cuisine: Mexicana
Keyword: cebolla
Servings: 4
Calories: 379kcal
Author: Dailis
Método de Cocina
  • sartén
  • olla

Ingredientes

  • 2 L de sangre de cerdo
  • 1 Tripa de cerdo
  • 1/3 L de manteca de cerdo
  • 1 cebolla
  • Cilantro
  • Pimienta
  • Orégano
  • Sal

Elaboración paso a paso

  • Lo primero que vamos a hacer para preparar esta nutritiva moronga es lavar bien la tripa del animal, para estar seguros de que carece de malos olores y/o suciedad.
  • Has este paso bajo el grifo con abundante agua y jabón, como si lavarlas muy bien una ropa. Puedes ayudarte de agua caliente.
  • Luego corta la cebolla y el ajo en pedacitos bien pequeñitos. En un recipiente, adiciona dos cucharadas de manteca de cerdo y coloca al fuego.
  • Luego agrega el ajo, la cebolla, la pimienta y el orégano y mueve hasta que comience a desprender el aroma.
  • Luego añade la sangre y posteriormente el cilantro y la sal. Cuando cuaje, comienza a introducir la mezcla en la tripa del cerdo de modo que quede bien apretada. Anuda los terminales con las pitas que se preparan los tamales.
  • Adiciona las tripas rellenas de sangre a una olla grande y cúbrelas con agua. Pon al fuego durante aproximadamente una hora. Pasado este tiempo, retira y deja escurrir.
  • Una vez listas, puedes cortarlas en ruedas de 1 cm de grosor y freír en aceite caliente por ambos lados.

Video de Cómo Hacer

YouTube video

Valores Nutricionales

Serving: 100g | Calories: 379kcal
¡Te Recomendamos!